Emilia Clarke muestra su lado más solidadrio