A medida que se acerca la crisis energética, España protege el suministro de gas de Argelia

Madrid (AFP) – España lanzó el jueves una ofensiva diplomática para mantener el flujo esencial de gas natural argelino, ya que los precios de la energía se dispararon en todo el mundo y las tensas relaciones entre Argelia y Marruecos amenazan con interrumpir la cadena de suministro de gas del norte de África.

En el último movimiento de Argelia hacia fuertes lazos comerciales y diplomáticos con el país vecino, Argelia planea cerrar un gasoducto que suministra casi la mitad del gas natural de Argelia importado de España a través de Marruecos. El acuerdo de distribución de 25 años vence el 31 de octubre.

Argelia ha indicado que seguirá suministrando gas a España a través de un gasoducto independiente que cruza el mar Mediterráneo y está conectado directamente a la Península Ibérica, así como en barcos que transporten GNL o GNL.

Pero es probable que cualquier interrupción aumente los costos para España. La dependencia del país del gas argelino ha crecido en los últimos años y ahora representa la mitad de todas sus importaciones de gas.

El canciller español, José Manuel Alparis, realizó un rápido viaje a Argel, donde tiene previsto reunirse el jueves con el canciller argelino Ramadan Lamamra. La fecha del vuelo no se ha fijado con antelación y fue anunciada por el Ministerio de París a principios de esta semana.

Después de la reunión, Paris dijo a los periodistas que estaba “tranquilo por el suministro continuo de gas natural” y describió a Argelia como un “socio de primera clase de España”.

París dijo que los dos países se comprometieron a profundizar la cooperación en los campos de energía renovable, agricultura y construcción naval.

READ  El presidente Biden anuncia siete nominaciones importantes

La visita se produce cuando el gobierno español, particularmente París, está tratando de reparar las relaciones con Marruecos, el rival regional de Argelia.

Las relaciones entre España y Marruecos se agriaron en mayo debido a las opiniones de los dos países sobre el futuro del Sáhara Occidental, la antigua colonia española anexada por Marruecos y que según Naciones Unidas debería estar sujeta a descolonización.

El gobierno español ya está luchando por mitigar el impacto del aumento de los precios mayoristas de la electricidad como resultado de la mayor competencia mundial por el gas natural y los cuellos de botella en las cadenas de suministro de los principales productores del mundo.

El aumento de las facturas de servicios públicos ha elevado la inflación en España, como en gran parte de Europa. El Instituto Español de Estadística anunció esta semana que los precios al consumidor aumentaron un 4% en septiembre en comparación con el año anterior, un aumento no visto en 13 años.

Los expertos predicen que lo peor está por llegar a medida que el hemisferio norte pasa a los meses de invierno más fríos y con un uso intensivo de energía.

España está intentando renovar sus instalaciones de almacenamiento de gas, que estaban al 72% de su capacidad a mediados de septiembre, antes de encender la calefacción y aumentar el consumo de energía.

Alparis estuvo acompañado por altos ejecutivos de Naturgy y Enagás, dos de las mayores empresas energéticas de España.

Tanto Naturgy como Inagas son partes interesadas en el gasoducto Europa-Marruecos, o EMPL, que proporciona una media anual de 10.000 millones de metros cúbicos de gas natural al sur de España a través de Marruecos y el Estrecho de Gibraltar.

READ  Un pasajero de Ryanair que abandonó el vuelo de Manchester a España critica las reglas de viaje "engañosas"

Las argelinas Naturgy y Sonatrach son propietarias del gasoducto Medgaz que conecta a Argelia directamente con la Península Ibérica desde 2010. Este gasoducto bombea unos 8.000 millones de metros cúbicos, pero no está claro si su capacidad se puede ampliar, como quiere Argelia, para absorber gas. Actualmente, la entrega está pasando por Marruecos.

Marruecos concentra el 7% del gas bombeado a través del gasoducto, que comenzó a operar en noviembre de 1996. Su participación se ha convertido en una importante contribución al mix energético del país y se agotará a finales de octubre.

En respuesta a una pregunta de los diputados en España sobre su próxima visita a Argelia, Paris dijo el miércoles que los suministros están garantizados.

“Los suministros de gas a España no están en peligro porque nuestros amigos marroquíes y argelinos quieren trabajar juntos en este campo”, dijo el ministro.

El mes pasado, Argelia cortó relaciones diplomáticas con Marruecos, citando el apoyo de Rabat al “supuesto derecho a la autodeterminación” de los cabilas, que son indígenas del norte de Argelia, así como supuestos “actos de espionaje” con software espía. El gobierno argelino anunció el 23 de septiembre que cerraría su espacio aéreo a todos los aviones marroquíes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here