Cómo arreglar el Barcelona: tomar el control a la manera saudí, vender al jugador ardiente y empezar de nuevo

El club ya está bajo el control de sus acreedores, liderados por Goldman Sachs. así como el estado español; Y muchos de sus jugadores con salario diferido, incluido Lionel Messi. Cuando el Atlético se vio obligado a rehacerse como un deporte del PLC, cayó bajo el control del detestable Jesús Gil. El Real Betis fue adquirido por Manuel Ruiz de Lopera, posteriormente condenado por fraude fiscal.

De este tipo de titular se protegió al Barcelona, ​​así como al Real Madrid, Athletic y Osasuna. Su condición de propiedad de los miembros también les dio privilegios fiscales de los que la Comisión Europea requirió unos míseros 5 millones de euros durante el período de 30 años, actualmente la menor de las preocupaciones de Barcelona.

A muchos otros se les negó el derecho a formarse como un club propiedad de sus socios, y el Barcelona lo desperdició.

Si bien el Estado español siempre ha tratado con Barcelona y Real Madrid, es difícil ver por qué los acreedores institucionales lo han hecho. Se resistirá a muchos elementos del club, incluido Laporta, pero la vida está cambiando rápidamente.

Incluso hace un año, era inconcebible que a Messi se le permitiera irse y había garantías de que se encontraría una solución, pero no se encontró ninguna solución. Quedó claro que Laporta se estaba quedando atrás en la Premier League europea y cuando eso se estrelló no hubo alternativa.

Solo se necesitaría una mayoría del 75 por ciento en la Asamblea General de 5,000 miembros electos para representar a los miembros para votar sobre el cambio. Algunos podrían ver esto como una traición al espíritu del club.

READ  Se levanta el telón en Roland Garros y en el símbolo del silencio de Naomi Osaka - Sports News, Firstpost

El proceso es más democrático que en el Real Madrid, donde Florentino Pérez ha supervisado un cambio de reglas que significa que nadie puede generar la garantía bancaria necesaria para desafiarlo a la presidencia. Pero administraciones de libre gasto y sin responsabilidad alguna han empujado a Barcelona al suelo.

Laporta dijo más de una vez el lunes que cuando se trataba de convertir los deportes de PLC “la junta no lo quiere”, y uno puede ver por qué lo harían. La presidencia del club proporciona al titular una plataforma global sin los riesgos financieros que la acompañan.

La pregunta es qué permitirá al club sobrevivir a la sombra de sus deudas. Cada día trae más caos, con el Barcelona ahora librando las dos batallas legales de Pérez por la Europa League y con Javier Tebas, el jefe de La Liga.

De hecho, Pérez salió a negar las acusaciones de que influyó en el Barcelona para poner fin a las negociaciones con Messi. Surge la pregunta de qué está pasando en el club. Ahora parece que el aliado más cercano del Barcelona es su rival histórico, aunque su mayor problema son las deudas que tiene y no hay decisiones fáciles al respecto.

Laporta admite que la situación económica del club es “muy preocupante”

Escrito por Tom Morgan

La deuda total del Barcelona asciende a 1.150 millones de libras y el presidente del club ha admitido que se ha abierto sobre su situación financiera “extremadamente preocupante”.

Joan Laporta ha culpado a su antecesor, Josep Bartomeu, de una “herencia terrible”, quien dice que ve los sueldos del club como el 103 por ciento de los ingresos.

READ  ¿Política de barril de cerdo? Enfrentamientos entre ministros españoles por la campaña para reducir la carne

Culpó a un sistema financiero que anteriormente estaba “lleno de mentiras” y dijo que el club enfrenta una situación aún más “dramática” tras la salida de Lionel Messi.

Bartomeu fue acusado de innumerables “mentiras” e insistió en que él y su junta deberían rendir cuentas.

Laporte, en su segundo mandato como presidente del club después de ganar las elecciones de 2021 a principios de este año, dijo que el club está gastando “entre un 20% y un 25% más que nuestros competidores” en índices de ingresos de los jugadores.

Y añadió: “Lo primero que teníamos que hacer cuando llegamos es pedir un préstamo de 80 millones de euros, de lo contrario no podremos pagar los sueldos”. “El régimen anterior estaba lleno de mentiras”. Sin embargo, insistió en que Barcelona podría revertir su mala situación financiera en un año y medio, a pesar de que el año pasado terminó 451 millones de euros (531 millones de dólares) en números rojos.

“Creo que en un par de años el club gozará de buena salud”, dijo a los periodistas, y agregó que el equipo tenía varios posibles acuerdos de patrocinio abiertos para ellos.

Con sus finanzas deteriorándose después de años de salarios inflados y transferencias costosas, el club no pudo renovar su contrato con Messi, lo que provocó su repentina partida al Paris Saint-Germain la semana pasada.

Sin embargo, Laporta se mostró optimista sobre el futuro, destacando que el club tiene muchas opciones abiertas, entre ellas unos 17 inversores interesados ​​en Barca Studios, que aglutina el negocio audiovisual del club y actúa como un hub de eventos.

READ  La Liga: Messi marcó dos goles en la segunda parte para mantener al Barcelona cerca del liderato

“Tenemos muchas propuestas y eso definitivamente es alentador, y nuestro ánimo está muy alto”, dijo.

Laporta dijo que la administración anterior de Barcelona había contratado al banco de inversión Goldman Sachs para buscar posibles inversores para el brazo comercial del club, pero ninguna de las ofertas fue satisfactoria.

Laporta dijo que la deuda total del club es de 1.350 millones de euros, de los cuales 673 millones de euros se deben a los bancos. Goldman Sachs había acordado previamente prestar mil millones de euros a la inversión multimillonaria de la firma de capital privado CVC en La Liga, un acuerdo del que Barcelona se retiró.

Junto a los rivales Real Madrid y Athletic de Bilbao, el Barcelona votó en contra de la propuesta en la Asamblea General del pasado jueves.

Laporta había criticado previamente el acuerdo, calificándolo de “una hipoteca de los derechos televisivos del club durante los próximos 50 años”, aunque la inyección de efectivo podría haber permitido que Messi se quedara en el Camp Nou.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here