El titular del Fondo Monetario Internacional niega haber modificado el informe del Banco Mundial para complacer a China

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, objetó el jueves (16 de septiembre) una investigación independiente que encontró que en su trabajo anterior en el Banco Mundial, Presioné al personal para que editara un informe para evitar enojar a China..

Con base en los hallazgos, el Banco Mundial anunció que suspendió inmediatamente el informe Doing Business después de que una investigación revelara irregularidades en las ediciones de 2018 y 2020.

Georgieva, una ciudadana búlgara que asumió el cargo de directora del FMI en octubre de 2019, desestimó sus conclusiones sobre su papel.

“Estoy fundamentalmente en desacuerdo con los hallazgos y las interpretaciones de la investigación de violación de datos en lo que respecta a mi papel en el Informe Doing Business 2018 del Banco Mundial”, dijo en un comunicado.

Las acusaciones podrían dañar su reputación, generando críticas desde hace mucho tiempo de Estados Unidos a las organizaciones multilaterales y su trato a China.

“Estos son hallazgos serios”, dijo el Tesoro de Estados Unidos en un comunicado, señalando que estaba “analizando el informe”.

“Nuestra principal responsabilidad es mantener la integridad de las instituciones financieras internacionales”, se lee en el comunicado.

Georgieva dijo que informó al directorio del FMI sobre la situación. Se espera que la junta se reúna para discutir el tema, pero no está claro cuándo.

“Necesitamos escuchar su versión de los hechos, pero no suena muy bien en este momento”, dijo Justin Sandifor del Centro para el Desarrollo Global, quien ha escrito extensamente sobre los problemas con la metodología del informe.

“El Fondo Monetario Internacional es responsable de monitorear la integridad de los datos macroeconómicos y financieros a nivel internacional, y la participación del jefe del FMI en la manipulación de datos es un reclamo irrefutable”, dijo a la AFP. “Esto parece un verdadero golpe para su credibilidad”.

READ  El número de víctimas de COVID-19 en India ha superado las 400.000; La campaña de vacunación tropieza

Cambiando el orden de China

El informe insignia clasifica a los países según las regulaciones comerciales y las reformas económicas, y ha provocado que los gobiernos compitan por un lugar destacado para atraer inversores.

Según la investigación, Beijing se quejó de que ocupaba el puesto 78 en la lista en 2017, y el informe del próximo año habría mostrado que Beijing retrocedía aún más.

El personal del banco de desarrollo con sede en Washington se estaba preparando para la edición de 2018 mientras el liderazgo estaba involucrado en delicadas negociaciones para recaudar capital crediticio, que depende de un acuerdo con China y Estados Unidos.

En las últimas semanas previas a la publicación del informe a fines de octubre de 2017, el entonces presidente del Banco Mundial, Jim Kim, y Georgieva, entonces directora ejecutiva del banco, pidieron al personal que considerara actualizar la metodología con respecto a China, según una investigación realizada por un bufete de abogados. WilmerHale.

Kim discutió el acuerdo con altos funcionarios chinos que estaban resentidos con el acuerdo del país, y sus asistentes plantearon la cuestión de cómo mejorarlo, según un resumen de la investigación publicado por el Banco Mundial.

Uno de los logros notables de Kim fue que patrocinó un acuerdo de $ 13 mil millones para aumentar los recursos del Banco Mundial.

El acuerdo requería el apoyo del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se opuso a los préstamos concesionales a China, y de Beijing, que acordó pagar más por los préstamos.

En medio de la presión de la alta dirección, los empleados cambiaron algunos de los datos de entrada, lo que elevó el ranking de China en 2018 en siete lugares a 78, el mismo que el año anterior, según la investigación que analizó 80.000 documentos y entrevistó a más de treinta. Empleados actuales y anteriores del prestamista.

READ  La ONU preocupada por las vacunas COVID-19 no utilizadas, podría ayudar si los gobiernos las solicitan

Por el bien del multilateralismo

Georgieva culpó a un alto funcionario del Banco Mundial por “manejar mal la relación del banco con China y no apreciar la importancia de Doing Business para el país”, según el informe.

Después de hacer los cambios, le agradeció por “hacer su parte en el pluralismo”.

Más tarde, Georgieva visitó la casa del director a cargo del informe para recuperar una copia del mismo, y le agradeció por ayudar a “resolver el problema”.

Paul Romer, premio Nobel que era el economista jefe del Banco Mundial en ese momento, renunció en enero de 2018 después de decirle a un periodista que la metodología de calificación había cambiado de una manera que podría dar la impresión de que las consideraciones políticas afectaron los resultados.

En ese momento, el Banco Mundial negó rotundamente cualquier influencia política en la calificación.

La investigación también encontró “cambios inapropiados” en el informe de 2020 que afectaron las calificaciones de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Azerbaiyán.

Nadia Dar, jefa de la oficina de Washington DC para Oxfam Internacional, aplaudió la decisión de descartar el informe y dijo que el índice “alentaba a los gobiernos a adoptar políticas disruptivas que exacerban la desigualdad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here