Enel ignora el impacto del impuesto a las ganancias inesperadas para confirmar el pronóstico de 2022

Imagen del logo de la multinacional energética italiana Enel en la sede de Milán, Italia, el 5 de febrero de 2020. REUTERS/Flavio Lo Scalzo

Regístrese ahora para obtener acceso gratuito e ilimitado a Reuters.com

MILÁN (Reuters) – Enel (ENEI.MI) se apegó el miércoles a su pronóstico para todo el año, ignorando el impacto de las medidas adoptadas en Italia y España para recuperar las ganancias obtenidas por las compañías energéticas de los precios más altos del gas.

Los precios europeos del gas subieron a niveles récord el año pasado y se mantuvieron altos por temor a interrupciones en el suministro después de que Rusia, el mayor proveedor de gas de Europa, invadiera Ucrania en febrero.

Algunos estados han introducido medidas para gravar a las empresas de energía que se cree que se han beneficiado excesivamente del aumento de los precios de la gasolina, lo que provocó críticas de las empresas de servicios públicos.

Regístrese ahora para obtener acceso gratuito e ilimitado a Reuters.com

Alberto De Paoli, director financiero de Enel, dijo durante una llamada para discutir los resultados del primer trimestre.

A principios de esta semana, el gobierno italiano dijo que aumentaría su impuesto instantáneo sobre las empresas de energía del 10% al 25% para ayudar a financiar un paquete para proteger a las empresas y los hogares del aumento de los costos de la energía a medida que se intensifica la guerra en Ucrania. Lee mas

De Paoli dijo que estimó el impacto en las ganancias principales en alrededor de 100 millones de euros para el año por las acciones en Italia, y agregó que el grupo aún estaba evaluando el tope del precio del gas en España.

READ  Un mensaje del Athletic Club, Barcelona y Real Madrid a todos los clubes de La Liga

Pero dijo que las nuevas reglas de precios máximos y las tarifas de distribución en Rumania estaban «afectando severamente» los resultados allí, y agregó que se estaban llevando a cabo conversaciones con el gobierno.

Cuando se le preguntó si la regulación en Rumania podría afectar la presencia del grupo en el país, De Paoli dijo: «No tiene sentido invertir en un entorno demasiado punitivo».

La compañía mantuvo su previsión de EBITDA normal entre 19.000 y 19.600 millones de euros para el año.

Las ganancias básicas regulares en los primeros tres meses aumentaron un 6,8 % a 4500 millones de euros (4700 millones de dólares), impulsadas por la nueva capacidad verde que compensó los débiles resultados de la energía hidroeléctrica debido a la disminución de las precipitaciones.

El grupo privado de energía renovable más grande del mundo tiene 55 gigavatios de capacidad verde después de agregar 5,6 gigavatios el año pasado. DePauli dijo que agregará otros 6 gigavatios este año.

Enel, que controla las instalaciones de Endesa en España (ELE.MC), confía en la energía y las redes verdes para impulsar el crecimiento, ya que busca tener una cartera de generación de energía completamente verde para 2040.

De Pauli dijo que los inversionistas han mostrado interés en algunos de los activos del grupo, incluida la distribución, en Latinoamérica, pero negó que haya una venta en curso de la unidad de CELG en Brasil.

Hizo hincapié en que el grupo no planeó ninguna inversión para crecer en Rusia, ya que Enel está explorando formas de salir del país.

(Reporte adicional de Stephen Jewkes; Editado por Maria Pia Quaglia, Elaine Hardcastle y Bill Bercrot)

Nuestros criterios: Principios de confianza de Thomson Reuters.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here