Facilitar la contratación de empleados en otros países.

El concepto de ‘empleador legal local’ o ‘empleador registrado’, que permite a las empresas acceder al talento en otros países, ha irrumpido en España como una nueva forma de empleo en pleno auge del teletrabajo.

La tecnología significa que el grupo de talento disponible para muchas empresas ya no está restringido por la geografía, lo que brinda acceso a los empleados en cualquier parte del planeta. Esto, a su vez, ha llevado al lanzamiento de nuevos modelos regulatorios y la necesidad de nuevas precauciones en lo que respecta al cumplimiento normativo.

Los últimos dos años han mostrado ambos lados de la globalización económica. Nadie se perderá los llamados que se hacen para trasladar empresas e industrias a entornos económicos más cercanos. Tampoco el hecho de que, en muchos sectores y ramas de actividad, los trabajos no tengan por qué realizarse in situ en las instalaciones de la empresa. Si bien el trabajo remoto ya existía y se conocía antes de marzo de 2020, el cierre ya lo vio comenzar, con un aumento significativo en la implementación.

Si bien es pronto para saber cómo afectará la Ley española n.º 10/2021, de 9 de julio de 2021, de trabajo a distancia en el fortalecimiento de esta forma de trabajar en España, el teletrabajo se ha convertido en una herramienta más -necesaria en algunos casos- para que las empresas se organicen. sus recursos humanos de forma regular a nivel mundial y también es un factor importante para muchos al evaluar y considerar su situación laboral.

En este panorama global, las empresas se ven obligadas, por estrategia y necesidad, a intentar expandir sus mercados y hacerse un hueco en nuevos territorios.

READ  Cómo el mejor equipo de fútbol del mundo perdió su brillo

Tradicionalmente, esta expansión internacional se ha concretado en la instalación de empresas en el respectivo país, con el fin de operar en dicho mercado. Hoy, sin embargo, las posibilidades que ofrece la tecnología y la comunicación instantánea han dado lugar a otras alternativas que permiten a las empresas acceder fácilmente al talento en cualquier parte del mundo.

Por otro lado, las empresas pueden contar con profesionales independientes y prestar servicios a otras empresas, sin importar dónde se encuentren. En este contexto, en el caso de España, el proyecto de ley de fomento del ecosistema startup, conocido como Ley Startup, es uno de los primeros en regular el concepto de “nómada digital”, definido por la ley, en su exposición de motivos, “Personas cuya los trabajos les permiten trabajar de forma remota y cambiar su lugar de residencia con frecuencia, y combinar el trabajo altamente calificado con el turismo de inmersión en el país de residencia”. El proyecto de ley busca impulsar la creación de un hub de talento remoto en España del que puedan beneficiarse empresas de todo el mundo.

Por otro lado, hace un tiempo, apareció cada vez más el concepto de “domestic legal empleador”, más conocido por el término inglés “registered empleador” o la abreviatura “EOR”. Aunque las tasas de EOR están bien establecidas en los países de habla inglesa, en España han surgido a raíz de la epidemia.

Son entidades comerciales que adoptan el rol formal del empleador y se ocupan de todas las cargas administrativas externas, por ejemplo, contratación, terminación, nómina y contribuciones a la seguridad social, lo que permite a las empresas expandirse internacionalmente sin la necesidad de una estructura de gestión en el país, ya que EOR maneja este rol porque está configurado correctamente en esa jurisdicción.

READ  Doble el impacto de MIT $100K | noticias del MIT

Está claro que las empresas se benefician de la facilidad y flexibilidad de poder utilizar EOR al expandir su actividad en el país respectivo, lo que les da más tiempo para evaluar si es necesario aumentar la inversión y la presencia en ese país. Sin embargo, al establecer empresas en mercados extranjeros, también debe tener un conocimiento previo de los requisitos reglamentarios en una serie de áreas, incluida la legislación laboral.

Por ello, de cara a la expansión internacional, conviene asesorarse con antelación sobre los requisitos para contratar los servicios de empresas o profesionales independientes, y saber qué elementos componen una relación comercial. El empleador, en algunas jurisdicciones, puede ser único y por lo tanto no puede haber dos empleadores al mismo tiempo, lo cual se puede entender al utilizar EOR, ya que EOR asume el rol oficial del empleador, mientras que la empresa cliente opera el trabajo de los empleados y obtienes los frutos de su trabajo.

En conclusión, las nuevas oportunidades que ofrece la tecnología, incluido el metaverso, abren una serie de interrogantes que los marcos jurídicos establecidos deben resolver para dotar a las transacciones jurídicas de este importante y muchas veces esquivo elemento: la certeza.

Julen Fonseca Gatzagaetxebarria es abogado de Garrigues en Bilbao, España. © 2022 Garrigues. Reservados todos los derechos. Republicado con permiso de diccionario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here