Las acciones globales y estadounidenses sufrieron pérdidas en 2022, mientras que el dólar ganó

Las acciones mundiales se mantuvieron estables y los futuros del índice bursátil de EE. UU. apuntaban a una apertura a la baja en Wall Street el último día de negociación de 2022, pero las acciones están en camino de caer un 20% en un año similar al aumento de la inflación y la guerra en Europa.

El dólar, que se benefició de las tasas de interés más altas de los EE. UU., estaba en camino de registrar su mejor desempeño anual en siete años.

La Reserva Federal y otros bancos centrales han aumentado las tasas de interés para combatir la inflación ante los problemas de la cadena de suministro, la crisis energética causada por la pandemia de COVID-19 y la invasión de Ucrania por parte de la Rusia productora de petróleo.

«Este ha sido en gran medida un mercado de valores impulsado por la Fed año tras año», dijo David Beiser, socio gerente del director de inversiones Global Customized Wealth.

«El mercado ha estado tratando de anticipar cuándo subirá la Fed, qué tan rápido y en qué medida».

Los futuros del S&P 500 cayeron un 0,3% después de que las acciones estadounidenses subieran un 1-2,5% el jueves, impulsadas por datos que mostraban un aumento en las solicitudes de desempleo en Estados Unidos.

Los datos indicaron que los aumentos de la Fed pueden comenzar a enfriar la demanda laboral. Los mercados esperan que la tasa de fondos federales alcance un máximo cercano al 5% a mediados del próximo año, desde el 4,25-4,5% actual. La Fed ha elevado las tasas de interés en un total de 425 puntos básicos desde marzo.

READ  La española Unicaja y Liberbank esperan completar la fusión en las próximas semanas

El Dow Jones se dirige a una caída del 8,5% durante el año, mientras que el S&P 500 busca una caída del 19%.

Las acciones europeas cayeron un 0,6% debido a que el aumento de los casos de coronavirus en China avivó las preocupaciones sobre el crecimiento económico mundial y se encaminaban a su peor desempeño anual desde 2018.

El FTSE 100 de Gran Bretaña, que incluye a varios emisores, bajó un 0,4%, pero se esperaba que ganara un 1,5% en 2022.

El MSCI World Equity Index se dirigía a una caída del 20 %, su mayor descenso anual desde la crisis financiera mundial de 2008, cuando cayó más del 40 %.

El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico fuera de Japón subió un 0,5%, pero terminará el año con una caída del 19%, su peor desempeño desde 2008.

El Nikkei de Japón se mantuvo sin cambios en el día, un 11% menos que el año.

El principal índice CSI 300 de China subió un 0,4 % en el día, pero bajó un 22 % durante el año, mientras que el Hang Seng de Hong Kong subió un 0,2 % en el día, pero bajó un 16 % en 2022.

Los líderes chinos se han comprometido a intensificar los ajustes de política para mitigar el impacto en las empresas y los consumidores del aumento de las infecciones por COVID-19.

El sistema de salud de China ha estado bajo presión por el aumento de casos desde que el país comenzó a desmantelar su política de «cero COVID» a principios de mes, y España y Malasia se unieron el viernes a los países que impusieron o consideraron imponer restricciones a los viajeros de China.

READ  Trump habla a través de un enlace de video en un mitin global de extrema derecha en España

El índice del dólar, que rastrea al dólar frente a seis monedas principales, cayó un 0,4% a un mínimo de dos semanas.

El dólar ha ganado más del 8% durante el año, pero ha perdido más del 7% este trimestre debido a las expectativas de que la Fed no suba las tasas de interés como se temía anteriormente.

La libra estaba a punto de registrar su peor desempeño frente al dólar desde 2016, cuando Gran Bretaña votó a favor de abandonar la Unión Europea. El último precio fue de 1,2052 dólares, sin cambios en el día pero un 11% menos en el año.

El yen japonés subió alrededor de un 1% a un máximo de 10 días de 131,57 por dólar, pero en 2022 la política agresiva del Banco de Japón lo llevó a su peor desempeño desde 2013.

El euro subió un 0,15% a $1,0677, pero buscaba una caída del 6% para el año.

Los inversores están preocupados de que los esfuerzos de los bancos centrales para controlar la inflación puedan conducir a una desaceleración económica.

“Es probable que la recesión, la inflación y la estanflación dominen los titulares el próximo año”, dijo Ipek Ozkardskaya, analista sénior de Swissquote Bank.

Los analistas dijeron que para 2023, los inversores también desconfiarán de las tensiones geopolíticas derivadas de la guerra en Ucrania y la presión diplomática sobre Taiwán.

Los bonos del Tesoro de EE. UU. y los bonos alemanes, los dos puntos de referencia para los mercados de préstamos mundiales, han perdido un 16 % y un 24 % respectivamente en dólares este año debido a la subida de las tasas de interés.

READ  América se cierne sobre la nueva historia de Cuba

El rendimiento del Tesoro estadounidense a 10 años ganó 2 puntos básicos hasta el 3,85% el viernes.

Los rendimientos del bono alemán a 10 años subieron 4 puntos básicos hasta el 2,51 % y los rendimientos a 2 años alcanzaron sus niveles más altos desde 2008 después de que los datos mostraran que la inflación subyacente española repuntó en diciembre.

El crudo estadounidense cayó un 0,13 por ciento a 78,36 dólares el barril, y el crudo Brent cerró en 83,49 dólares.

El Brent parecía estar a punto de terminar el año con una ganancia del 7 %, luego de haber subido un 50,2 % en 2021. El crudo estadounidense iba camino de un aumento del 4,1 % en 2022 después de ganancias del 55 % el año pasado. [O/R]

El oro al contado subió un 0,25% a 1.819 dólares la onza, aunque la materia prima sin rendimiento iba camino de una caída del 0,5% en el año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here