Lo peor está por venir, 2023 se sentirá como una recesión

El Fondo Monetario Internacional una vez más redujo su pronóstico para la economía global con una fuerte advertencia: «Lo peor está por venir, y para muchas personas 2023 se sentirá lento».

El martes, la agencia dijo que espera que el crecimiento global caiga al 2,7% el próximo año, con un 25% de probabilidad de caer por debajo del 2%. Eso se compara con un crecimiento proyectado del 3,2% este año, según CNN.

La cifra para el próximo año es 0,2 puntos porcentuales inferior a la previsión del Fondo Monetario Internacional para julio, ya que la guerra rusa en Ucrania, la alta inflación y la desaceleración en China pesan sobre la actividad.

“Más de un tercio de la economía mundial se contraerá este año o el próximo, mientras que las tres economías más grandes (Estados Unidos, la Unión Europea y China) seguirán tambaleándose”, dijo Pierre-Olivier Gorenchas, economista jefe de International Monetary Fondo.

Según la definición del Fondo Monetario Internacional, las perspectivas de la economía mundial son las terceras más débiles desde 2001, después de la crisis financiera de 2008 y la peor fase de la pandemia del coronavirus. El crecimiento global ha caído por debajo del 2% solo cinco veces desde 1970.

El Fondo Monetario Internacional cree que la inflación mundial alcanzará su punto máximo a fines de este año, pero «permanecerá alta durante más tiempo de lo previsto anteriormente», incluso cuando los bancos centrales trabajan agresivamente para controlarla.

Los países occidentales intensificaron la semana pasada sus críticas a China, el mayor acreedor bilateral del mundo, como el principal obstáculo para avanzar en los acuerdos de reestructuración de la deuda de un número creciente de países que no pueden pagar sus deudas.

La secretaria del Tesoro de EE. UU., Janet Yellen, dijo el viernes que el aumento de la inflación, el endurecimiento de la política monetaria, las presiones cambiarias y las salidas de capital están aumentando la carga de la deuda en muchos países en desarrollo, y que se necesita más progreso con urgencia, informa Reuters.

Dijo que había discutido estos temas durante una cena con los ministros de finanzas africanos y en varias otras sesiones. El Grupo de los Siete países ricos también se reunió con los ministros de finanzas africanos, a quienes les preocupa que el enfoque en la guerra en Ucrania esté drenando los recursos y la atención de sus preocupaciones apremiantes.

«Todos están de acuerdo en que Rusia debe detener su guerra contra Ucrania y que esto abordará los problemas más importantes que enfrenta África», dijo Yellen a los periodistas en las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en Washington.

READ  Las exportaciones de automóviles turcos se acercaron a $ 4.6 mil millones en el período enero-junio

Pero dijo que también se necesitaba un proceso de reestructuración de la deuda más eficaz y que China tenía un papel importante que desempeñar.

«De hecho, la barrera para un mayor progreso es uno de los acreedores importantes, que es China», dijo. «Así que ha habido mucha discusión sobre lo que podemos hacer para llevar a China a la mesa de negociaciones y promover una solución más efectiva».

Con China como la pieza que falta en el rompecabezas de una serie de conversaciones sobre la deuda en curso en los mercados en desarrollo, en 2020 el G-20 lanzó un marco conjunto para llevar a acreedores como China e India a la mesa de negociaciones junto con el Fondo Monetario Internacional y el Fondo Monetario Internacional de París. Club. y acreedores privados.

Zambia, Chad y Etiopía han solicitado la reestructuración bajo este mecanismo nuevo, aún no probado. Sri Lanka está listo para iniciar conversaciones con acreedores bilaterales, incluida China, después de un acuerdo a nivel de personal de $ 2.9 mil millones con el Fondo Monetario Internacional bajo una plataforma similar. Los países acreedores del Club de París se acercaron a China e India el mes pasado para tratar de coordinarse estrechamente en las conversaciones sobre la deuda de Sri Lanka, pero aún están esperando una respuesta.

Los países más pobres del mundo se enfrentan a 35.000 millones de dólares en pagos del servicio de la deuda a los acreedores oficiales y al sector privado en 2022, y más del 40 % del total se debe a China, según el Banco Mundial.

La ministra de Finanzas española, Nadia Calvino, que preside el comité directivo del FMI, dijo a Reuters en una entrevista el jueves que existe una creciente preocupación por el hecho de que China no participe plenamente en los esfuerzos de alivio de la deuda, y señaló que China no ha enviado funcionarios para participar personalmente en este FMI. semana. y reuniones del Banco Mundial.

«China es un socio necesario. Su presencia en la sala y en las discusiones es indispensable cuando se trata del alivio de la deuda», dijo Calvino, y agregó que muchos países altamente endeudados se han visto muy afectados por la inflación y los choques climáticos.

El ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, también se sumó a las crecientes críticas sobre la falta de participación oportuna de China en la reestructuración de la deuda de los países de bajos ingresos. China ha argumentado que no participará en algunos casos a menos que el FMI y el Banco Mundial también hagan recortes.

READ  TheraVet firma un acuerdo de distribución con Nuzoa, la principal distribuidora española de productos y servicios veterinarios

Lindner dijo a los periodistas que lamenta que China no haya aceptado su invitación para participar en la mesa redonda del Grupo de los Siete con países africanos.

Países impulsan llamados para poner fin a la guerra

El jefe del comité directivo del Fondo Monetario Internacional dijo que los países miembros del Fondo Monetario Internacional emitieron un llamado casi unánime a Rusia el viernes para que ponga fin a su guerra en Ucrania, describiendo el conflicto como el factor más importante que alimenta la inflación y ralentiza la economía mundial. economía.

Pero Nadia Calviño, ministra de Economía española, dijo en rueda de prensa que Rusia volvió a bloquear el consenso para emitir un comunicado conjunto durante la reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional.

Calvino dijo que el llamado a poner fin a la guerra fue más fuerte que en las reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en abril, ya que el conflicto provocó inseguridad alimentaria y energética, aumento de los precios y riesgos para la estabilidad financiera.

«Está muy claro a nivel humanitario, a nivel práctico, a nivel sustantivo: alto la guerra. Alto la guerra», dijo la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. «Esta es la forma más directa de mejorar la economía global. Detener la guerra».

Haciéndose eco de los sentimientos de Georgieva, la secretaria del Tesoro de EE. UU., Janet Yellen, dijo en una conferencia de prensa separada que al considerar las respuestas económicas, «está claro qué es lo más importante, y todos están de acuerdo en que Rusia debe detener su guerra contra Ucrania».

Calvino dijo que la oposición de Rusia a tales llamados obligó al comité directivo del Fondo Monetario Internacional a emitir una declaración al presidente, y agregó que reflejaba un fuerte acuerdo sobre muchos temas económicos.

La declaración pidió a los bancos centrales que luchen por la estabilidad de precios, mientras que la política fiscal debe priorizar la protección de los grupos vulnerables del aumento del costo de vida.

«Aseguraremos la coherencia de las posiciones fiscal y monetaria, teniendo debidamente en cuenta el papel complementario de las políticas estructurales para facilitar las compensaciones», dijo el comunicado, haciéndose eco del consejo del Fondo Monetario Internacional a Gran Bretaña y otros países para evitar políticas monetarias y fiscales que trabajar unos contra otros.

En términos de divisas, el comunicado reconoció las presiones provocadas por un dólar estadounidense fuerte.

“Al reconocer que muchas monedas se han movido significativamente este año con una mayor volatilidad, estamos reafirmando nuestros compromisos sobre los tipos de cambio, tal como los hicimos en abril de 2021”, dijo el comunicado del FMI.

READ  Los operadores de alimentos y bebidas reorganizan las reservas, los pedidos se cancelan y las cenas se reanudarán solo el 21 de junio, noticias de Singapur e historias destacadas

Summers critica al FMI y al Banco Mundial por no tomar medidas

El exsecretario del Tesoro, Larry Summers, advirtió que los líderes mundiales no están haciendo lo suficiente para evitar una posible crisis mundial, ya que el aumento de las tasas de interés, las consecuencias de la guerra en Ucrania y la pandemia de coronavirus desestabilizan a los países desarrollados y en desarrollo por igual.

En declaraciones a un grupo de ejecutivos de la industria financiera en Washington, D.C., Summers criticó al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial por no tomar medidas, según el Washington Post.

“Este es el conjunto de desafíos más complejo, diverso y completo que puedo recordar en los 40 años que me he ocupado de este tipo de cosas”, dijo Summers al Instituto de Finanzas Internacionales, un grupo de la industria.

Summers, quien correctamente advirtió a principios del año pasado que la inflación se convertiría en un dolor de cabeza persistente en los EE. UU., dijo que los formuladores de políticas deben trabajar en varios frentes para abordar la perspectiva «siniestra»: garantizar que los mercados financieros operen sin problemas; aumento de los préstamos y alivio de la deuda de los países pobres; y acelerar la transición hacia una economía baja en carbono.

Summers dijo que Estados Unidos debería proporcionar $ 5 mil millones adicionales en financiamiento del Banco Mundial durante seis años, lo que eventualmente podría respaldar hasta $ 100 mil millones en nuevos préstamos.

El eminente economista, que recientemente pasó una hora hablando con el presidente Biden en la Oficina Oval, no es un crítico ordinario. Como alto funcionario del Departamento del Tesoro en la administración Clinton, ayudó a dar forma a la respuesta de Estados Unidos a las crisis financieras en México y Asia. Durante el último episodio, la revista Time lo honró memorablemente a él, a su presidente, el secretario del Tesoro, Robert Rubin, y al presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, como el «Comité para salvar el mundo».

Summers comparó la respuesta de gasto libre a las necesidades de defensa de Ucrania con lo que dijo que era una acción global inadecuada en el frente económico.

«Este es un momento excepcional y urgente en el ámbito económico y financiero de la misma manera que lo es en el ámbito de la seguridad», dijo Summers.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here