Papa Francisco: África es un continente que merece aprecio, no saqueo

Publicamos un extracto de una entrevista con el Papa Francisco publicada en línea el viernes por los misioneros combonianos en España en la revista «Mundo Negro». La entrevista de 30 minutos tuvo lugar el 15 de diciembre en el Vaticano con el director de la revista, el p. Jaume Calvera, Redactor Jefe, el Padre Javier Farinas Martín, y el Cardenal Miguel Ángel Ayuso Jixo, Responsable del Diálogo Interreligioso.

P: Santo Padre, usted se hizo jesuita, entre otras razones, por ir a Japón como misionero…

Sí, eso es correcto.

P: ¿Qué te queda desde entonces?

Supongo que siempre me han interesado las fiestas. Miro los partidos desde dentro, no sólo porque me interesen intelectualmente. Y eso es lo que me queda, empujar los límites.

P: Usted dijo que «África nunca deja de sorprender». ¿Cuánto crees que se puede atribuir esta sorpresa a los misioneros que conociste?

Lo que más me asombra de los misioneros es su capacidad para ponerse los pies en la tierra, respetar las culturas y contribuir a su desarrollo. No desarraigan a la gente, al contrario. Cuando veo misioneros, y siempre hay los que no lo consiguen, me doy cuenta de que la extensión misionera católica no es hacer proselitismo, sino proclamar el evangelio según la cultura de cada lugar. Esto es catolicismo, respeto a las culturas. No existe una cultura católica como tal. Sí, hay un pensamiento católico, pero toda cultura tiene sus raíces en lo católico, y esto ya se experimenta en la obra misma del Espíritu Santo en la mañana de Pentecostés. Esto es muy claro. El catolicismo no es monoteísmo, es armonía y armonía de diferencias. Y esta armonía fue creada por el Espíritu Santo. Un misionero va y respeta lo que está en todas partes y ayuda a crear armonía, pero él (o ella) no tiene una mentalidad dogmática o religiosa, y mucho menos colonial. Algunas desviaciones han ocurrido en otros continentes, por ejemplo el grave problema de las escuelas en Canadá que visité y hablé. El trabajo misionero debe respetar la cultura de las personas, que viven en este contexto y realizan este ministerio.

READ  Ryan Ding de Huawei: una guía para una mejor economía digital

P: Hace sesenta años, el Concilio Vaticano II dio un impulso misionero extraordinario. ¿Ha cambiado mucho la comprensión del mensaje desde entonces?

Gracias a Dios si. Los historiadores dicen que el consejo tarda 100 años en implementarse por completo, por lo que solo está a mitad de camino. Muchas cosas han cambiado en la Iglesia, muchas cosas a mejor… Hay dos signos interesantes: el entusiasmo inicial desacertado por el Concilio ya se ha desvanecido, y pienso en la efervescencia litúrgica casi inexistente. Y muestra una resistencia a la agregación nunca antes vista, propia de cualquier proceso de maduración. Pero mucho ha cambiado… Del lado misionero, el respeto por las culturas y la cultura del Evangelio son valores que han florecido como consecuencia indirecta de la congregación. La fe es inculta y el evangelio asume la cultura de su pueblo, permitiendo que la cultura sea predicada.

P: ¿La misión de la comunicación es necesariamente un diálogo?

por supuesto que es. Hoy hay una mayor conciencia de diálogo, y quien no sabe dialogar no madura ni crece y no va a poder dejar ningún impacto en la sociedad. El diálogo es fundamental.

P: ¿Estamos todavía demasiado centrados en el número de católicos?

Las estadísticas son útiles, pero no debemos depositar nuestras esperanzas en ellas. Me pregunto: ¿en quién pongo mi esperanza? Y les pregunto a todos: ¿En quién depositáis vuestra esperanza, en vuestra organización, en vuestra capacidad social para unir a la gente, o en el poder del evangelio?

P: Del 31 de enero al 5 de febrero viajará a la República Democrática del Congo y Sudán del Sur…

READ  El paro en España cayó un 15,26 por ciento en el segundo trimestre

En julio hubo que suspender (el viaje) por un problema en mi rodilla… En Sudán del Sur iré junto, al mismo nivel (oficial), con el Arzobispo de Canterbury y el Principal de la Iglesia de Escocia, y lo hacemos muy bien juntos. RDC… Como una fortaleza, un bastión de inspiración. No hay más que mirar aquí en Roma a la comunidad congoleña, que está dirigida por una monja, sor Rita, una mujer que estudia en la universidad, pero que ordena como si fuera un obispo… He celebrado misa aquí en el rito congoleño y es una comunidad muy cercana a mí. Tenía muchas ganas de este viaje, y espero que sea lo antes posible. Sudán del Sur es una sociedad que sufre. (Incluso) el Congo está sufriendo en este momento por el conflicto armado, y por eso no voy a ir a Goma, porque no es posible por los combates. No es que no vaya porque tenga miedo, pero con este ambiente (fluctuante) y viendo lo que pasa… hay que cuidar a la gente.

Pregunta: La mención de los miembros humanos y existenciales trae a la mente el continente africano. ¿Son estos dos océanos inseparables?

África es única… (pero) hay algo que debemos denunciar: hay una idea colectiva inconsciente… de que África está para ser explotada. La historia nos dice que, con la independencia a la mitad: les dan independencia económica desde abajo, pero se quedan con el suelo para explotar, y vemos que otros países explotan sus recursos.

P: ¿Cuáles son las riquezas del continente que no vemos?

Solo vemos riqueza material, por eso solo ha sido buscada y explotada históricamente. Hoy vemos que muchas potencias mundiales van allí a saquear, así es, y no ven la inteligencia, la grandeza y el arte del pueblo.

READ  Karnataka CM, Auto News, ET Auto

P: Mientras insiste en la guerra de Ucrania, subraya que no debemos olvidar los otros conflictos que aún están ocultos, algunos de ellos en África…

Y eso está claro. Dije que ahora nos damos cuenta de que esta es una guerra global porque es adyacente… Uno de los mayores problemas es la producción de armas. Alguien me dijo una vez que si dejáramos de producir armas durante un año, se acabaría el hambre en el mundo. la industria mata…

P: Cuando hablamos de la explotación del continente africano, hablamos de recursos naturales y personas. ¿Qué nos falta cuando construimos vallas y ponemos obstáculos para impedir o dificultar su acceso?

Y cuando levantamos alambre de púas para evitar que se escapen, esto es un delito. es un crimen Y aquellos países que tienen el índice demográfico más bajo, necesitan gente, tienen ciudades vacías y no saben cómo gestionar la integración de inmigrantes. Los migrantes deben ser acogidos, acompañados, promovidos e integrados. Si no se integran, es malo… Pero hay una gran injusticia europea, ¿no? Grecia, Chipre, Italia, España e incluso Malta son los países que más inmigrantes reciben. Y lo que sucede en Italia donde a pesar de la actual política de inmigración del gobierno, digamos de una manera amable y comedida, el país siempre ha abierto sus puertas para rescatar a las personas que no son bienvenidas en Europa. Estos países tienen que lidiar con todo y se enfrentan al dilema de enviarlos de regreso a donde corren el riesgo de matar o morir, o hacer lo que puedan… Este es un problema grave. La Unión Europea no los acompaña.

(Traducción de trabajo de la entrevista original en español)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here