miércoles, mayo 22, 2024
InicioentertainmentRacismo en Hollywood: ¿Puede haber discriminación contra los latinos blancos? |...

Racismo en Hollywood: ¿Puede haber discriminación contra los latinos blancos? | cultura

Cuando Carla Souza llegó a Hollywood, la explosión latina en la industria cinematográfica estaba creciendo rápidamente. La actriz mexicana aterrizó en Los Ángeles en 2014 a lomos de su popularidad Nosotros Los Nobles, una comedia donde un empresario millonario simula la crisis financiera de una familia para dar una lección a sus hijos mimados. La película fue una sensación de taquilla y se convirtió en una de las películas más vistas en su país. Su piel clara y ojos verdes se hicieron más populares entre el público estadounidense en el mismo año con el drama televisivo. Cómo salirse con la suya matando. Sin embargo, hace unos días, la actriz causó polémica al referirse a sí misma como una “persona de color” en el país donde trabaja.

En el podcast Creativo, Souza contó sus primeros meses como la meca de la industria cinematográfica. Su inexperiencia la llevó a lo que ahora cree que fue una mala negociación salarial en la exitosa serie de ABC protagonizada por Viola Davis, que duró seis temporadas. Su experiencia la impulsó a aprovechar la siguiente oportunidad, otra serie de la misma emisora ​​la invitó Economía doméstica. “Cuando comencé a sentir que a los actores blancos se les pagaba más que a las dos mujeres, yo mexicana y una mujer afroamericana, armé un escándalo”, le dijo al presentador Roberto Martínez. Souza abordó el tema de la producción. Ella les dijo a los productores: “Deberían hacerlo bien para que las mujeres de color en el programa recibamos el mismo pago que las personas blancas”.

“Soy consciente del color de mi piel y del privilegio que conlleva. La segregación de ciertos grupos por raza o nacionalidad es una construcción social que difiere según la región del mundo en la que vives”, dijo Souza a EL. PAÍS en entrevista telefónica. La actriz cree que sus palabras fueron sacadas de contexto. En Estados Unidos, los latinos son considerados personas de color, y esto va más allá del color de piel, ya que incluye la herencia cultural y la nacionalidad. Puede sonar tonto, pero eso es lo que estoy considerando aquí”, agregó la actriz, quien estaba promocionando no kaidauna película de menor presupuesto y más intimista que trata sobre los abusos sexuales en el deporte.

READ  Melissa Villasinor dejó SNL tras sufrir ataques de pánico

La actriz habla sobre las últimas reglas de una industria que busca diversificarse a escala global de consumo. Sin embargo, estas pautas no son del todo claras ni siquiera para los profesionales más experimentados. La diversidad provocó una controversia similar a la de Souza cuando dijo que Anya Taylor-Joy fue el primer “personaje de color” en ganar un Globo de Oro por una miniserie. La revista tuvo que ajustar la etiqueta que usó para la estrella inclasificable gambito de dama, quien tiene ascendencia británica, argentina, española, escocesa y zimbabuense (aunque se identifica como una “latina blanca”). Esto también sucedió con Deadline y Vanity Fair, que usaron la misma etiqueta para Antonio Banderas después de que fuera nominado a un Premio de la Academia por Dolor y Gloria. Los voladores se encogieron al ver la reacción.

Anya Taylor-Joy se ha descrito a sí misma como una “latina blanca”. Sin darse cuenta, generó controversia después de que la prensa la llamara una “persona pintoresca”.Valeria Macon (AFP)

En Poder Prieto, un movimiento que lucha por visibilizar a las personas que sufren racismo, las letras de Souza son vistas como “problemáticas”. “Lo que es confuso en este caso particular es que ella es mexicana, y aquí en México su fenotipo, su ascendencia y su estatus socioeconómico le dan un privilegio sobre las personas que en realidad enfrentan desventajas”, dice Alida Violeta Vásquez Cisneros, afromexicana. poeta y activista. Tuvo que sufrir este tipo de racismo en Estados Unidos para poder protestar. Y lo hace apropiándose de la retórica de las personas que han sido perseguidas”, agrega el integrante del grupo, que no elogia la afirmación de Souza.

READ  La televisión estadounidense vio a los estadounidenses perder la final de la Copa del Mundo por 16,5 millones.

El déficit salarial latino en Hollywood es real. La desigualdad no se limita a quienes aparecen frente a la cámara, dice Diana Luna, presidenta de la Asociación Nacional de Productores Independientes Latinos (NALIP), una organización que cifra en unos 20.000 el número de latinos que trabajan en la industria. “No pagan lo mismo si hay una mujer directora de color. Algunos proyectos tienen presupuestos más bajos”, agrega.

Luna describe el estado de diversidad en la industria como “devastador”. Su pesimismo es evidente en el último informe de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA) sobre el tema. El documento afirma que aunque Hollywood ha mostrado signos de apertura a las minorías en los últimos dos años, la pandemia ha llevado a los estudios a adoptar un enfoque cauteloso una vez más. “Los estudios han optado por éxitos garantizados impulsados ​​por la nostalgia y la propiedad intelectual antigua en lugar de avanzar con más inclusión y nuevas narrativas”, dice el informe.

Desde entonces, el informe se ha convertido en una representación altamente revisada de la capital del entretenimiento de Estados Unidos desde la controversia #OscarSoWhite. Sus cocreadores, Darnell Hunt y Ana Cristina Ramone, coordinan un equipo que revisa anualmente unas 170 películas estrenadas en pantalla y miles de series de televisión. Las conclusiones desacreditaron el mito de la progresión y la meritocracia, ya que solo el 21 % de los papeles protagónicos en películas estrenadas en 2022 estaban protagonizados por personas de color (negras, latinas, asiáticas, etc.). Esto sucede a pesar de que el 43% de la población del país pertenece a estas minorías. Los latinos se encuentran entre los grupos menos representados en la pantalla, a pesar de que son algunos de los mayores consumidores de productos audiovisuales.

READ  Vote por la elección de la gente antes del 28 de septiembre

La situación tampoco mejora en cuanto a esos mentores. “Si bien la industria del cine ha avanzado en los últimos años”, escriben los autores, “sigue siendo esencialmente un club exclusivo de directores blancos”. Continuaron diciendo: “Las mujeres y las personas de color tienen que ser excepcionales si quieren sobrevivir en esta industria, mientras que los hombres blancos tienen muchas más oportunidades para triunfar”.

Carla Souza cree que el sistema solo se puede cambiar cuando haya más mujeres y latinas en los principales puestos de liderazgo. Solo el 4% de los ejecutivos de Hollywood son hispanos, según un informe oficial. “Se está desafiando cada vez más. Estos son obstáculos que tengo que superar o luchar para que mis personajes no sean etiquetados como estereotipos. Así que me pagan lo mismo que a otros actores y no solo me ven como una cuota sino como un individuo multidimensional. Si yo fuera una mujer racista, me habría enfrentado a más segregación y discriminación”.

suscripción Para nuestro boletín semanal para obtener más cobertura de noticias en inglés de EL PAÍS Edición EE. UU.

Genoveva Iglesia
Genoveva Iglesia
"Amistoso fanático de los zombis. Analista. Aficionado al café. Especialista profesional en música. Comunicador".
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments